Acciones rusas que apuntalan una política económica definida

Parece que Rusia se está preparando para hacer frente a una “tormenta perfecta” en la economía global y sus gestos en materia económica así lo apuntan

Varios son los comportamientos rusos que están llamando la atención de los analistas. El más reciente, la agresiva política rusa con la composición de sus reservas. El pasado mes de  abril, el Banco Central de la Federación Rusa, se desprendió de la mitad de los bonos del Tesoro estadounidense que tenía en su balance, reduciendo sus pertenencias de los $ 96.200 millones a $ 48.700 millones. Una política que ha continuado desde entonces porque según el informe completo del Departamento del Tesoro de los EE. UU., en la actualidad las inversiones rusas en bonos del Tesoro son sólo de $ 14.900 millones. Una liquidación del 85% en tan sólo dos meses, y sin tener todavía los datos del mes de junio. Por otro lado y desde hace ya tiempo es evidente el interés de Rusia por el oro y ya casi no resulta noticia que continúe aumentando sus reservas de oro todos los meses. De los tres últimos tenemos los siguientes datos, 1 de abril incorporó 60.061 onzas. El 1 de mayo, 61.707 onzas. El 1 de junio 61.884 onzas. El Banco Central compra oro mientras baja de precio pero es posible suponer que en un futuro cercano esperen ciertos eventos que puedan elevar significativamente el precio del oro.

Además, la mayoría de las corporaciones estatales rusas y una serie de bancos y empresas con capital estatal están o están en proceso de incorporar el Sistema ruso para transferencias financieras (PESA) o lo que es lo mismo, están a punto de abandonar el actual sistema SWIFT.

Y por último, el comportamiento de los ciudadanos rusos. El presidente de VTB Bank, Andrey Kostin, señala que “parecen estar menos interesados en hacer depósitos en dólares o sacar préstamos en dólares, en comparación con los depósitos y préstamos denominados en rublos” y además, su banco prepara un paquete de propuestas diseñadas para promover aún más el rublo en los acuerdos internacionales y así desarrollar el mercado ruso de eurobonos, acciones y crear otros derivados que ahora se usan solo en Occidente. “Creo que tenemos que crear nuestras propias herramientas financieras. Esto serviría como una salvaguardia adicional para el sector financiero ruso frente a las conmociones externas y daría un nuevo impulso a su desarrollo”.

Parece que en Rusia, tanto las corporaciones estatales como bancos estatales se están preparando activamente para la desdolarización de la economía y evitar los posibles problemas que podría dar SWIFT. Rusia también está aumentando la autosuficiencia de todos sistemas nacionales. Rusia tiene una política clara respecto al dólar estadounidense y se está preparando para afrontar la “tormenta perfecta” en la economía mundial.

www.creditjoyas.com