Kirguistán pretende aumentar sus reservas de oro hasta el 50%

El banco central de Kirguistán está acumulando oro para protegerse de la volatilidad de las divisas en China y Rusia en su pelea comercial con los EE.UU.

Kirguistán ve en el oro un escudo para protegerse de la volatilidad de las divisas en China y Rusia porque ambos países –que son sus dos principales socios comerciales- están envueltos en disputas económicas con EE.UU. El país asiático espera aumentar la proporción del oro en sus reservas internacionales y pasar del 16% actual hasta el 50%. Según el el gobernador del banco central kirguiso Tolkunbek Abdygulov, “las reglas del juego están cambiando” y ahora “no importa qué monedas tengamos en nuestras reservas porque dólares, yuanes o rublos nos vuelven vulnerables”.

Kirguistán tiene muy presente lo sucedido en 2015, cuando su divisa nacional registró un mínimo histórico coincidiendo con la crisis monetaria de Rusia y el enfrentamiento con Occidente. Por eso, la nación montañosa compuesta por 6 millones de personas no quiere arriesgarse a ser vulnerable a una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo. Kirguistán depende en gran medida de China y Rusia para las importaciones y de Moscú para las remesas del ejército de trabajadores migrantes que van allí en busca de trabajo.

Según los datos del World Gold Council, las tenencias de oro de Kirguistán en su reserva son porcentualmente similares a las rusas y por encima de economías de mercados emergentes como India y Turquía

Kirguistán está bien posicionado para llevar a cabo sus planes porque la mayor exportación del país es precisamente el oro. Desde 2014, el banco central ha comprado la mayor parte posible del oro que se produce en el país. La mina más grande de Kirguistán es gestionada por la canadiense Centrera Gold Inc. y la producción industrial total fue de $ 3400 millones en 2017, según datos del banco central.

El banco central de Kirguistán fue una de las primeras repúblicas postsoviéticas en adoptar su propia moneda, el som, que ha superado a la mayoría de los pares regionales, fortaleciéndose en lo que va de año un poco más del 1%. Abdygulov cree que la mejor política es aumentar, o al menos preservar, las reservas internacionales de la nación. “Si decidimos vender oro, podemos realizarlo fácilmente y convertirlo en la moneda que necesitamos” y en este sentido subraya que “teniendo en cuenta que extraemos un montón de oro en nuestro país, Dios nos ha dado un tesoro que debemos mantener en gran parte en nuestro país como parte de nuestras reservas”.

www.creditjoyas.com